︎




TRATAMIENTOS FACIALES

Hilos PDO

Los hilos tensores de polidioxanona o PDO son unas hebras finas que se infiltran a nivel subcutáneo para conseguir un efecto regenerativo, formando una estructura de soporte para los tejidos con flacidez y estimulando la síntesis de colágeno y elastina, por lo que la piel se redensifica. Estos hilos son estériles, biocompatibles y reabsorbibles. El número necesario de hilos dependerá de las condiciones de la piel del paciente y de los puntos que sea necesario tratar. Los hilos PDO inducen un proceso de autorrecuperación al insertar la sutura en la piel. Este proceso favorece el rejuvenecimiento y mejora la apariencia general de la piel a través de la regeneración celular, ya que se genera elastina y colágeno, dando firmeza al tejido.


¿Cómo funciona el tratamiento con los Hilos de PDO?

El sistema inmunológico reconoce una sutura insertada como un cuerpo extraño e intenta proteger el cuerpo eliminándolo. Este proceso induce a una reacción inflamatoria que desencadena la formación de colágeno nuevo, además de aumentar el flujo sanguíneo en la dermis. Estas reacciones provocarán la redensificación de la piel. Adicionalmente, la tensión que produce el hilo en sí resulta en un efecto lifting. Los filamentos insertados serán completamente absorbidos en 6 meses aproximadamente, pero la envoltura o hilo de colágeno generada, permanece en el tiempo.


¿Cuáles zonas pueden tratarse con los hilos de PDO?

Los hilos de PDO se pueden aplicar en el contorno facial, papada y cuello.


¿Cuáles son los tipos de Hilos de PDO y cuándo están indicados?

Hay dos tipos de hilos de PDO: lisos o espiculados.
 
Los lisos están indicados en casos de pacientes con flacidez leve o en pacientes que quieran prevenir la aparición de los primeros signos de vejez. Su efecto tensor se consigue por bioestimulación y redensificación, pero no ejercen tracción mecánica. Producen una inflamación del tejido subcutáneo, lo cual conlleva a fibrosis por estimulación en la producción de colágeno y elastina, esto hace que se revitalice la piel temporalmente. Su colocación es a través de su introducción en la piel con una aguja guía.

Los espiculados son más resistentes y sirven para tratar flacidez moderada; estos se introducen con una cánula fina y quedan sujetos gracias a las espículas. Su mecanismo de acción es igual que el de los lisos, solo que la respuesta inflamatoria es mayor ya que ocupan más espacio gracias a sus espículas, las cuales al sujetarse, hacen que la fibrosis sea mayor.




1ª consulta gratuita
Ven y consúltanos tu preocupación, te asesoraremos sobre las diferentes opciones.
Financiación a tu medida
︎¡Consúltalo ahora!
Centro Médico Mapfre
Muntaner 40,
Planta -1
08011 Barcelona

Horario
Lunes a Viernes 
9,30h - 20h

Contáctanos
93 452 66 88
cipsa@cipsalut.es