Ritidectomía o Lifting Facial

Es un procedimiento quirúrgico para mejorar los signos visibles del envejecimiento en la cara y el cuello. Permite obtener resultados en cuanto a flacidez o descolgamiento facial y cervical que otras técnicas no pueden lograr. Un estiramiento facial tradicional nos permite corregir la flacidez en toda la cara y es más demandado entre personas de 50 y 60 años. Los minilifting faciales son una estupenda opción para la fijación de una o dos áreas problemáticas, como por ejemplo la flacidez alrededor del cuello. Este procedimiento es una gran alternativa para personas entre 40 y 50 años que quieran recuperar la turgencia y tensión de la piel. Ningún otro procedimiento crea a largo plazo un efecto de juventud como esta intervención, obteniendo resultados en tiempo récord.


¿Cuáles son los beneficios de la ritidectomía?

*Ayuda a tratar la flaccidez en el tercio medio facial.
*Mejora las arrugas profundas de los párpados inferiores. 
*Corrige los pliegues profundos de la nariz hasta la boca (surcos nasogenianos).
*Elimina la papada flácida y corrige la piel descolgada en el reborde la mandíbula.
*Reduce significativamente el aspecto avejentado otorgando una apariencia diez años más joven.
*Es un procedimiento cuya cicatrización es casi imperceptible.
Ritidectomía o Lifting Facial
Regresar al blog