Toxina Botulínica

La toxina botulínica es una proteína natural altamente purificada que relaja temporalmente los músculos faciales, previniendo la formación de arrugas y suavizando las existentes. No todas las arrugas son tratables con la toxina botulínica; esta sólo se aplica en las zonas donde hay arrugas dinámicas o de expresión, generalmente en el tercio superior del rostro, dando como resultado una piel distendida, tersa y luminosa. 

¿Cuáles son los beneficios del uso de la toxina Botulínica en Medicina Estética?

*Reduce los signos visibles del envejecimiento en el rostro, sin el riesgo de pasar por quirófano. 

*Elimina la dureza de nuestros rasgos y elimina la fatiga.

*Disminución de la fuerza de contracción de los músculos. Impide que el músculo se contraiga, a través de una parálisis flácida, es decir la musculatura se relaja, con lo cual se que logra eliminar temporalmente las arrugas de expresión. 

*Su efecto es temporal y dura unos cuatro o seis meses, dependiendo de cada paciente.

*Se puede realizar una sesión y no repetir si no se desea.

*Actúa como tratamiento preventivo en la aparición de arrugas.

*Sus efectos son inmediatos, los resultados se perciben aproximadamente a las 72 horas de su aplicación.

*Solo se tarda entre 5 y 10 minutos ser aplicado y el riesgo para la salud es escaso.

*No deja marcas.

Es fundamental que el tratamiento sea realizado por un profesional especializado y acreditado, que posea conocimientos precisos tanto de la anatomía humana como de la correcta dilución de la toxina (dependiendo de la marca la dilución es diferente) y de la dosis necesaria para cada paciente.

Toxina Botulínica
Regresar al blog