︎




TRATAMIENTOS FACIALES CON APARATOLOGÍA

Radiofrecuencia

Con el paso del tiempo, la división de las células de la piel tiende a ser más lenta, lo que provoca que las fibras de colágeno y elastina que mantienen la piel tersa y turgente disminuyan en cantidad y calidad. Si además se asocian factores externos como la contaminación ambiental, las radiaciones solares o el estrés diario, el resultado es la aparición de arrugas prematuras y de flacidez o descolgamiento.
¿Cómo actúa la Radiofrecuencia?
La radiofrecuencia facial es un tratamiento estético que incide sobre la piel para activar los procesos naturales de regeneración de colágeno y aumentar la circulación sanguínea, manteniéndola firme y oxigenada. Este tratamiento consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas que estimulan la producción de colágeno, mejorando la calidad de los tejidos y la elasticidad de la piel, disminuyendo las líneas de expresión y aportando firmeza a la zona tratada. A través de este tratamiento combatimos de manera indolora, segura y efectiva la flacidez de la piel del rostro, cuello y escote.

La radiofrecuencia asociada a otros procedimientos médico-estéticos sirve como un excelente tratamiento complementario para obtener mejores resultados.


¿Cuáles son los tipos de Radiofrecuencia?

Existen diversos tipos de Radiofrecuencia facial, y cada una debe ser escogida de acuerdo con la necesidad de cada paciente.

La radiofrecuencia facial monopolar está especialmente diseñada para actuar sobre los tejidos adiposos de la capa más profunda de la piel, este tipo de radiofrecuencia es una técnica que convierte una frecuencia energética alta en un aumento de la temperatura interna de nuestro organismo. Todas las células que son sometidas a esta frecuencia captan parte de esa energía y emiten calor que se concentra sobre todo en el interior. Los efectos que produce la de este modo ayudan a aumentar la cantidad de oxígeno que reciben los tejidos, drenar las venas y arterias, mejorar la membrana celular, acelerar el proceso de reparación y reducir el tejido adiposo, entre otros. Por ello se recomienda como tratamiento especialmente en casos de celulitis.

La radiofrecuencia facial bipolar es un tipo de tratamiento no invasivo que ayuda a reducir las arrugas y a tonificar en profundidad los tejidos corporales. Por ello es una de las técnicas preferidas a la hora de realizar un lifting sin cirugía. Consiste en aplicar ondas a través de dos electrodos situados a una distancia concreta, sin retorno. La radiofrecuencia bipolar combate la flacidez de la capa más superficial de la piel. Con una aplicación local, esta radiofrecuencia tensa y tonifica la piel a nivel medio y externo. Las arrugas superficiales mejoran hasta hacerse casi imperceptibles, mientras que las más profundas se reducen de un modo muy notable, por lo que la piel obtiene un aspecto más compacto y consistente tras varias sesiones, en especial en zonas como el cuello y el escote.

La radiofrecuencia facial tripolar ofrece los beneficios de la radiofrecuencia monopolar y la bipolar. Este equipo posee 4 polos que creando 2 campos cruzados que refuerzan la emisión de la energía calórica focalizándola en la zona tratada, razón por la que se alcanzan mayores temperaturas internas, de esta manera el calor llega a las capas más profundas del tejido, para luego volver a la superficie. La radiofrecuencia tripolar es un tratamiento mucho más focalizado, penetra a mayor profundidad y genera hasta tres veces más temperatura, sin causar daño al tejido. A diferencia de las otras radiofrecuencias, la tripolar tiene menor dispersión de energía y requiere de menos potencia para producir el efecto térmico, reduciendo los riesgos de quemaduras en la piel, manteniendo el calor tanto en la piel como en el panículo adiposo de forma pareja.

El número de sesiones se escoge dependiendo de cada paciente, pero se calcula un promedio de cuatro y seis sesiones. Se les recomienda siempre mantener una buena hidratación (1,5 a 2 litros de agua diarios) y una alimentación sana y equilibrada.

Es posible que tras la sesión se experimenten algunos efectos secundarios muy discretos como enrojecimiento de la piel, irritación y/o eritemas, las cuales son comunes y temporales. Es importante que el paciente sepa que, aunque los resultados se ven desde la primera sesión, sus efectos son sumatorios y van incrementando con la continuidad del tratamiento.




1ª consulta gratuita
Ven y consúltanos tu preocupación, te asesoraremos sobre las diferentes opciones.
Financiación a tu medida
︎¡Consúltalo ahora!
Centro Médico Mapfre
Muntaner 40,
Planta -1
08011 Barcelona

Horario
Lunes a Viernes 
9,30h - 20h

Contáctanos
93 452 66 88
cipsa@cipsalut.es